El artista mira la realidad al descuido…



Jeroglífico – 2002
óleo sobre cartón
100 x 70 cm.

“El artista mira la realidad al descuido, porque él está, por naturaleza, en el plano del espíritu. Para éste hace sus construcciones, su casa, su templo.
El sentimiento, que es algo infinito y universal,  le lleva a eso.
Siente eso y vive para eso.
Ve a través de ese sentimiento,  la concordancia o relación con todo:  y así construye.
Vive pues místicamente, con espíritu religioso;  que quiere decir universal.
Pero todo eso, no es pensamiento; es sentimiento; y es visión natural de él.

Su fe está en eso, y es firme como roca. Y sólo para eso trabaja, y pena, y lucha y se esfuerza.
Está en eso; y entonces comprende tantas obras que fueron hechas con el mismo espíritu.
Porque él no está ni en la razón ni en la inteligencia, más que parcialmente.
Es un místico, un intuitivo. 
Y así comprende a la música, a la poesía, a la pintura, y a toda obra que esté en el espíritu.”

J.Torres García
Fragmento de “Mística de la pintura”,